domingo, 5 de diciembre de 2010

utopia


El plan era que terminando este comic, el ANAGRAMAS DE MIS DIAS VOL.IV
Empezaría a escribir una novela grafica de Rex, antes de terminar este comic, escribí una novela grafica infantil, que ilustre junto a Rubén Darío, las ideas fluyeron como agua, los trazos no fueron difíciles, era como si solo pasara las letras y imágenes al papel, escribe más de 80 páginas en 2 meses, ilustramos 50 páginas en otros dos.
Dicha empresa la realice para un concurso de cuento ilustrado infantil, me metí a dicha encomienda sin saber las magnitudes de la competencia que tendría.
Al final eran más de 550 ilustradores participando, y era además a nivel mundial, compitiendo con gente de ucrania, Brasil, Francia etc.
El resultado fue que no ganamos, pero me sentí tan bien de poder terminar un trabajo de ese tipo. De una historia corrida y de por primera vez colaborar con alguien dentro de una publicación.
Pero ahora, al menos en este aspecto me siento, no vacio, si no que no tengo una válvula de escape, apenas tengo una semana de libertad de escuela, y de haber entregado el comic a la imprenta y no hay día que no de vueltas por mi cabeza, si hago una novela grafica de Rex, como seria…tenia  esbozos vagos de la historia, que se centraría en un mundo de sueños, tengo más o menos el final que es una confrontación contra la muerte.
Pero de ahí en más, estoy como un lago congelado, no seco, pero sin poder pescar en el.
Siento que poco a poco tengo menos creatividad, en cuanto a la grafica.
Lo difícil es que Rex, siempre ha sido una obra, de cartones, de que cada cartón tiene su literatura y acaba ahí mismo, manejándolo en una cuasi-poesía.
Las respuestas, al momento de leer esto ustedes, como meros observadores, ya las han de tener.
Al igual que yo.
No me cierro ante mis errores, los cuales serian, salir de mi zona de confort en cuanto mi obra
Dejar de complicarme y solo ponerme a crear, como cuando empecé a los 16 anos, que solo creaba por el hecho de crear, sin fijarme en impactos, publicaciones y demás banalidad que se vienen con el tiempo de tener un poco reconocimiento del público.
Catarsis en su más pura expresión.
Sé que esas son partes de las soluciones, el asunto no es encontrar el problema, si no como solucionarlo, como ejecutar aquello.
No mucha gente conoce mi lado espiritual, al menos no los que no se han detenido a leer mis últimas obras detenidamente, pero dentro de mi lado espiritual, cuando me pongo a orar, o hablar con el divino pido siempre cuatro cosas.
Creatividad, sabiduría, talento e inteligencia.
Porque creo que el talento y la creatividad se me están agotando, al menos con lo que respecta a Rex, se que de iniciar un proyecto alterno las cosas fluirían más libremente, por el hecho de que no existe una presión, ya sea personal o ajena a mí, contrario a lo que pasa con Rex.
Pero no quiero iniciar ahorita un proyecto alterno, por que cuando inicie, me propuse que
Mi obra seria lo más importante de mi vida, mas allá de una vida familiar, de una carrera de cualquier cosa, y Rex es mi proyecto de vida.
Y no quiero que se me vaya de las manos o se me quede en las mismas como solo una utopía.

2 comentarios:

Mary J dijo...

así es esto de ser artista (de lo que sea) y de estar siempre envuelto en cuestiones creativas...

bss!

Anónimo dijo...

do not push it to hard mijo let it flow..